Sarajevo, ljubavi moja

Para empezar esta sección creo que no hay mejor invitada que Sarajevo, corazón de Europa y ciudad cuya belleza y singularidad ha sido enmascarada por diversos conflictos, demasiados conflictos diría yo.

Ljubavi moja, vendría a ser algo como amor mío, es una canción muy famosa en Bosnia que todo el mundo se la sabe, ya es algo como un eslogan, por eso no había mejor titulo.

Si dicen que la pureza está en la mezcla, estamos ante la más pura de las ciudades, un lugar donde puedes encontrarte una mequita, una iglesia ortodoxa y una sinagoga judía (muchos de estos judíos son los que llegaron de España expulsados en el pasado y algunos hablan ladino, muy similar al castellano) en la misma calle. Y es que en Sarajevo conviven en total armonía todas las religiones.

Algo de historia

¿Y de dónde viene todo esto? pues Sarajevo, bueno, no solo Sarajevo, Bosnia i Herzegovina ha pasado por varias manos, primero de las  del imperio otomano, que llegaron a la región en el siglo XV y se quedaron hasta el siglo XIX, llegando a ser Sarajevo la segunda ciudad por importancia del imperio turco. De ellos viene una de las religiones que actualmente se practican en Bosnia, el Islam. A la llegada de los turcos, muchos de los habitantes de Bosnia decidieron pasarse a esa religión ya que se ahorraban tener que pagar una serie de impuestos que si pagaban los que no se convertían.

Después llego la etapa más innovadora de la ciudad con la llegada del imperio austro-húngaro, que utilizaron a la ciudad como conejillo de indias, ya que, todas las mejoras que el imperio quería realizar en Viena, antes eran probadas en Sarajevo y… ¿sabíais que? (esto podría ser pregunta de trivial) Sarajevo fue la primera ciudad de Europa y segunda del mundo en tener servicio ininterrumpido de tranvía.

Pero en 1914 se produjo el asesinato del archiduque Franz Ferdinand que dio paso a la Primera Guerra mundial y posteriormente a la gran ”Jugoslavija” que tantas alegrías y prosperidad dio a la región de los Balcanes, pero de eso hablaremos en próximos capítulos porque se merece mención aparte.

panoramica de las wenas

Cómo llegar

Llegar a Sarajevo no es tan fácil ni barato como llegar a otras ciudades europeas y eso que está mucho más cerca de lo que pensamos, solamente 2.500 km desde Madrid. Hay varias opciones dependiendo del bolsillo de cada uno. Desde España no hay vuelos directos por lo que hay que hacer como mínimo una escala.

Si vuelas desde Madrid tienes la opción de Lufthansa y de Turkish, con la primera tienes que hacer una parada en Múnich y con la segunda en Estambul, y ya desde allí a Sarajevo.

Para los más ahorradores y aventureros que no quieren gastar tanto en billetes y si disfrutar de otras cosas, se puede volar con Easyjet de Madrid a Basilea y de allí  a Tuzla con Wizzair, ambas lowcost. Después de Tuzla a Sarajevo son 2 horas de bus, quizás es mas trabajoso pero desde luego que merece la pena ver los paisajes que hay por el camino y probablemente, yo diría casi con total seguridad, establezcas conversación con gente por el camino ya que los bosnios son súper abiertos y dominan el ingles la mayoría, además de que muchos entienden castellano.

2013-11-26 11.05.27

Durante la época de verano, otra opción bastante valida es ir con Vueling o Easyjet desde España a Croacia y Serbia y desde allí en bus a Sarajevo.

Desde Split o Dubrovnik a Sarajevo son cerca de 8 horas, lo mismo que desde Belgrado a Sarajevo, y el precio del billete sencillo ronda los 20 tantos euros.

En este link podéis ver precios y horarios. http://www.centrotrans.com/

Para viajar por los Balcanes y sobre todo de Belgrado a Sarajevo, esta compañía ofrece viajes en monovolumen, donde van unas 5 o 7 personas y te recogen donde les digas y te dejan en la dirección que quieras, muy práctico desde luego y solo por 5 euros más que el bus. http://www.geatours.rs/eng/index.htm

La vida en la ciudad

Sarajevo es un lugar especial, rodeado de montanas, está en un enclave espectacular, yo diría hasta que incluso tiene su microclima, pero eso ya es mi propia apreciación.

Hay una gran diferencia entre el Sarajevo invernal y el estival, eso si, en invierno nieva varias veces y las temperaturas son bastante bajas por lo que todo suele estar lleno de nieve, los bosnios lo llaman la ”mierda blanca”. También durante esta estación hay algo muy especial, que al menos para mí es una de las cosas más especiales de la ciudad y es su olor, huele al humo de las chimeneas, de la madera quemada de las estufas y al que sale de asar castañas y mazorcas de maíz.

Sarajevo es una ciudad pequeña, de unos 400.000 habitantes por lo que visitar la ciudad te toma dos das a lo sumo.

078

Pasear por la ciudad es una experiencia única, caminar por sus calles es un contraste absoluto entre la herencia de los dos grandes imperios que lo habitaron, con pinceladas del estilo comunista de la Yugoslavia de Tito.

El punto que sería equivalente para los madrileños el oso y el madroño o la puerta del Sol, se llama Baščaršija y es el viejo bazar del centro de la ciudad, de herencia otomana, es una plaza preciosa donde encuentras sitios donde venden camisetas de la selección de Bosnia, lugares para comer las delicias del país o la  Mezquita de Gazi Husrev-Beg y el sahat-kula (torre del reloj). Lo mejor de esta parte de la ciudad es perderte por sus calles y primero oír y después visitar a los artesanos hacer sus trabajos sobre hierro y hojalata. El punto de encuentro del que hablaba antes es el Sebilj, es una fuente en medio de la plaza, quizás el lugar más característico del centro de la ciudad, todo un emblema.

Un poquito más adelante y como ejemplo de esas herencias pasadas, en la calle del Mariscal Tito te encuentras con la llama eterna, que nunca se apaga, símbolo comunista y donde sales de la zona otomana para toparte con edificios más de la época austro-húngara.

Lo que recomiendo es subir desde el Sebilj por una de las empinadas colinas y disfrutar de las vistas de la ciudad, y sus tejados, en invierno todos nevados, toda una delicia, y por el camino para evitar los sofocos de las cuestas, tomarse un té en cualquiera de las tiendas que hay a los lados y tomarse la tarde o la mañana con calma, o ‘’Polako, malo po malo’’ (despacio, poco a poco) como dicen los bosnios.

newlife

Algo curioso es también el tablero gigante de ajedrez enfrente de la catedral ortodoxa del centro de la ciudad. Cada día y a cualquier hora se reúnen ‘’los de siempre’’ con los espontáneos del momento para echarse sus partidas al ajedrez, merece la pena verlo porque es algo diferente que dice mucho de ellos.

Uno de los sitios más visitados es el Túnel de la guerra, ahora un museo, fue un túnel construido durante el sitio de Sarajevo por donde los sarajevitas lograron meter comida, armas y todo lo necesario para sobrevivir para defenderse de la masacre que vivieron. El túnel se creó por ingenieros de la armada de bosnia y los serbios no supieron nunca por donde lograban abastecerse los habitantes de la ciudad. El túnel mide unos 800m de largo y pasa por debajo del aeropuerto hasta una casa de una familia normal situada en la zona libre. Se puede llegar en taxi por unos 5 euros o en tranvía y bus.

Otros de los lugares para disfrutar una vez más de la naturaleza de la región es Vrelo Bosne, esta al sur de la ciudad y se puede llegar en bus o en tranvía. Se trata de un montón de lagos, una especie de parque natural donde poder ir a comer o pasar el día, un plan tranquilo a escasa distancia del centro. Allí puedes alquilar bicis o incluso montar en coche de caballos, o bien, si te has levantado con ganas de andar, puedes darte un paseíto ya que desde donde te deja el transporte público hasta los lagos hay un par de kilómetros. Antes era gratis entrar, ahora hay que pagar 2km, lo que viene siendo 1 euro, algo casi simbólico. Este parque quedo muy mal parado después de la guerra porque no había nadie que lo mantuviera en condiciones, lo cual es normal, la gente no pensaba en eso en aquel momento, pero después fue reconstruido y ha quedado muy chulo.

2013-12-08 13.48.07

Vijećnica

Para mí, es de esos lugares que ojala tuvieran voz para gritar a los cuatro vientos todo lo que ha ido pasando en la ciudad. Parada obligatoria, fue construida en la época del imperio austro-húngaro e inspirada en nuestra Alhambra de Granada y le ha tocado ser testigo de muchos, demasiados hechos históricos, la mayoría malos, algunos buenos. Actualmente y oficialmente es el ayuntamiento de Sarajevo y ha sido, es y será la biblioteca nacional.

2012-11-22 18.23.56

Muy cerca de su posición fue asesinado el archiduque dando paso a la primera guerra mundial, vio pasear a los nazis, vio como se formo la nueva Yugoslavia y después durante la guerra fue brutalmente arrasada por el asedio serbio y vio como se quemaban en sus entrañas miles de libros y manuscritos que jamás volverán, la extirparon de la manera más mezquina lo que mas hace grande a un pueblo y es su cultura, cultura que fue heredando incluso del pasado imperio persa. La gente durante la guerra se jugó la vida escapando de las mirillas de los francotiradores para cruzar la avenida y cargar con parte de sus libros, para salvarlos de la quema y almacenándolos en sus casas, esos son los héroes, los auténticos héroes sin voz, a los que debería pertenecer ahora.

Por supuesto, ha sido reconstruida y ha quedado fantástica.

Os dejo un link donde podéis echar un vistazo de cómo fue y es por fuera y por dentro.  http://vijecnica.ba/

2012-08-04 15.56.51 (1)

Algunas excursiones que os van a gustar seguro

Durante el verano, se llegan a alcanzar temperaturas bastante altas, el verano es igual que pasarlo en Madrid, la misma sensación y solo escaparte a hacer alguna excursión por las montanas donde hay ríos y cataratas te quita ese pesado calor. Una de las excursiones más cercanas a la ciudad es ir a las cascadas de Skakavac, se trata de caminar por senderos en la montana, de una dificultad baja durante 2 km de ida para llegar a unas espectaculares cascadas de agua, realmente merece la pena y está muy cerca de la ciudad, las vistas son impresionantes.

Como ya he mencionado antes, la ciudad está rodeada de colinas y de cinco grandes montanas: Treskavica, Bjelašnica, Jahorina, Trevević e Igman y es un placer hacer rutas por la mayoría de ellas, todas menos la primera de ellas se usaron como escenario en los Juegos Olímpicos de invierno de 1984. De hecho, una de las más interesantes excursiones que se puede hacer es ir a Trebević a ver los restos de lo que fue el lugar donde se hacia la prueba olímpica de bobsleigh. Bien es cierto que con los anos esa montana se convirtió en un enclave estratégico desde donde tropas serbias asediaban Sarajevo.

IMG_4789

Uno de los lugares más especiales cercanos a Sarajevo y excursión que recomiendo al 100% es ir al pueblo de Lukomir. A media hora en coche desde el centro llegas a la montana de Bjelašnica y situado a 1.495 metros esta el pueblo de Lukomir, toda una joya y uno de los puntos más altos de los Balcanes. Allí las vistas sobre el canon son sencillamente impresionantes. Lugar donde en la actualidad solo viven dos familias durante el invierno, históricamente era un pueblo que se dedicaba al pastoreo, llegar a Lukomir es viajar al pasado mas rural, sin electricidad ni agua corriente, gente que ha resistido a las más duras condiciones climatológicas. Se pueden ver las casas donde habitaban sus gentes, es un tesoro, una joya a un paso de Sarajevo y la ruta no pasa de tres horas caminando sin ser especialmente complicada.

IMG_4794

Protestas de 2014

La situación política del país es un caos, yo ya no solo diría que es culpa sus políticos, que también, si no de esa constitución que les obligan a tener, forjada en el Tratado de Dayton y que puso fin a la guerra dando la peor parte del pastel a los bosnios. Politiqueos aparte, la situación económica que viven ha hecho que la gente haya despertado y salido a la calle de una vez, empezaron las manifestaciones en Tuzla y al poco tiempo llegaron a la capital donde si hubo unos cuantos días tensos. En la actualidad la gente se manifiesta de manera pacífica diariamente enfrente del edificio del presidente y veremos en que acaba todo esto, desde luego nadie tiene derecho a silenciar a un pueblo que no ha podido elegir lo que tiene, que no es precisamente un periodo de bonanza.

Definitivamente animo a todos a que visiten Sarajevo, apuesto a que no vais a volver desencantados, es un regalo de Europa que casi nos lo arrebatan en muchas ocasiones pero ahí están sus gentes han luchado y luchan para hacernos disfrutar de él todavía y por mucho tiempo. ¡Viva su gente alegre, solidaria, cercana y luchadora!

109

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Flags Widget powered by AB-WebLog.com.